Curso de motivación en 5 minutos [Segunda parte]

Como sabíamos que lo estabais deseando: ¡Aquí la segunda entrega de nuestro Curso de Motivación en 5 minutos! (extraído de nuestro Blog de Castilla y León Económica)

Si no todos vosotros, el 98% de los que estáis leyendo este post habréis jugado alguna vez a algún videojuego. Y si tuviéramos que decidir a cuál hemos jugado todos o casi todos, yo apostaría a que el elegido es el Tetris (otro al que jugó mucha gente fue el Super Pang).

tetris¿Por qué creéis que el Tetris ha sido un juego tan popular, o sea, que ha motivado a tanta gente a jugar? Para mí, la respuesta es muy simple: ¡porque la primera pantalla es muy sencilla! (como la del Super Pang). Al ser muy sencilla, todos los que en su momento superamos esa primera pantalla al primer intento nos dijimos a nosotros mismos:”¡Soy bueno!”. Y sí, sobre esto va el módulo 2 -los minutos del 3 al 5- del Curso de Motivación en 5 minutos, sobre la influencia que tiene la autoconfianza en la motivación.
Pocas cosas son más motivadoras en esta vida que tener éxito haciendo algo. Esto es así por el efecto que el éxito tiene en nuestra confianza. A las personas nos gustan las cosas que se nos dan bien. Y no sólo eso, si algo no se nos da bien lo minusvaloramos diciendo “esto en un rollo”.

 

ball

Niveles

El Tetris nos hacía tener la percepción de ser buenos jugando, al tener un éxito muy rápido. A partir de ahí los niveles se iban incrementando poco a poco, a la par que nuestras habilidades para jugar en él. Así, cada nueva pantalla se convertía en un nuevo reto (exigente, pero alcanzable), pues aún siendo algo más complicada que la anterior teníamos la percepción de tener recursos para afrontarla y nos motivaba a hacerlo (de hecho, ¿recordáis lo aburrido que era empezar desde la primera pantalla cuando ya dominábamos el juego?).
Y como golpe de efecto el juego nos daba refuerzos, cada 5 pantallas salía un muñequito celebrando nuestros progresos con un bailecito (en el Super Pang el golpe era maestro pues nos daban una vida extra cada ciertas pantallas). Entonces, el pensamiento era: “¡soy bueno haciendo esto y encima me premian por ello!”.
Y de esta manera iban cayendo las monedas de 5 duros por la rendija de la máquina del recreativo o del bar de turno (la de propinas que yo me dejé ahí …).
…Justo hasta que ya no éramos capaces, por muchos intentos que hiciéramos, de superar un nuevo nivel, momento en que abandonamos el Tetris, si no para siempre, sí para muchos años.

Reflexión

Reflexión del módulo 2 del Curso en Motivación en 5 minutos: Si queremos motivar a las personas, propiciemos situaciones dónde vayan a tener éxito y elevemos, muy poco a poco, el nivel de exigencia para que perciban cada nueva tarea como un reto y no como una amenaza o como algo aburrido o rutinario.
Y si además les premiamos por ello, pondremos nuestro nombre en el ranking de high scores.

Deja un comentario

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su utilización